¿Para qué sirven los probióticos?

 In Suplementos
para-que-sirven-los-probioticos

¿Para qué sirven los probióticos?

En el intestino humano habitan billones de microorganismos de distintas especies. En cada persona habitan unas 100 billones de bacterias de las cuales solo unas 100 especies de estas pueden ser perjudiciales para nuestro organismo y estas 100 millones de bacterias superan por diez veces al número de células humanas. La mayoría de estos microorganismos son beneficiosos para nosotros. Los humanos vivimos en una constante y permanente simbiosis con estos microorganismos y es importante mantener un equilibrio que ofrezca resultados favorables cuando hablamos de buena salud.

Al grupo de bacterias habitando nuestro intestino se le conoce como flora intestinal o microbiota intestinal y es un complejo ecosistema que se mantiene en equilibrio de manera autónoma.

La flora intestinal tiene un papel muy importante en el funcionamiento de nuestro sistema inmune ya que es en el intestino donde se alojan la mayor cantidad de células inmunitarias; por esto la importancia de mantener nuestra microbiota en equilibrio y buen estado y el consumo de probióticos y prebióticos ayudan a esta causa.

 

Probióticos

Los probióticos, entre ellos los lactobacilos, son microorganismos vivos que ayudan al ser humano a mantener una buena salud. Tomando probióticos en cantidad suficiente, mejoramos nuestro sistema digestivo y tener un buen sistema nos ayuda a prevenir enfermedades crónicas que, con el tiempo, pueden deteriorar nuestra salud. Cuando pensamos en bacterias, generalmente las imaginamos como microorganismos perjudiciales para la salud; pero nuestro cuerpo está lleno de bacterias, buenas y malas, y los probióticos nos ayudan a regular ese equilibrio. Es importante tener un intestino en buen estado para evitar problemas de salud. Consumir alimentos o suplementos que contienen lactobacilos y otros probióticos es una forma de mantener un buen equilibrio de la flora intestinal del aparato digestivo.

 

Beneficios de los probióticos

Protegen la flora intestinal.

Es importante mencionar que es posible perder grandes cantidades de estos microorganismos cuando se toma un tratamiento con antibióticos pues estos destruyen tanto las bacterias que son nocivas para las personas, como las que son beneficiosas para el organismo. En una simbiosis, la flora microbiana participa en la inmunidad y en los procesos digestivos. En este caso, cuando tomamos antibióticos, estamos alterando la microbiota, disminuyendo la inmunidad y dando paso a posibles enfermedades infecciosas y es aquí donde entra la importancia de consumir probióticos ya que estos nos ayudan a recuperar los microorganismos de la flora intestinal.

Combaten diversos trastornos digestivos

Los probióticos se utilizan en el tratamiento de síntomas o molestias del aparato digestivo que pueden estar relacionados con una alteración o desequilibrio de la comunidad bacteriana que habita en nuestro intestino, la microbiota intestinal.

Algunos probióticos se utilizan para prevenir la diarrea a partir de un tratamiento con antibióticos y otros reducen los síntomas en general del Síndrome del Intestino Irritable (SII), mejorando la calidad de vida de las personas.

 

Mejoran la digestión

Los probióticos mejoran la absorción de nutrientes y nos ayudan a digerir alimentos que nosotros no podríamos descomponer. Asimismo, estas bacterias nos ayudan a inhibir el crecimiento de bacterias perjudiciales para nuestra salud, trabajando en conjunto con el sistema inmune.

 

Ayudan a reducir altos niveles de azúcar en la sangre

Modificando la microbiota mediante suplementos probióticos se puede ayudar a disminuir los altos niveles de azúcar en la sangre. La diabetes puede afectar el sistema inmune provocando que las heridas cierren con más dificulad. Aquí es donde la función de los probióticos se habre paso, mejorando la capacidad del sistema inmune de hacer su trabajo sobre las heridas.

Los probióticos no curan la diabetes pero pueden ayudar a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo y la salud en general.

 

Infecciones del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario son de las infecciones bacterianas más comunes para el ser humano y pueden provocar otras condiciones más severas si no se atienden a tiempo. El uso de probióticos ha sido considerado para la ayuda en el tratamiento de infecciones del tracto urinario al impedir que bacterias patógenas se alojen en el tracto urinario, provocando infección.

 

Prevención de caries dental

La caries dental es una de las infecciones más comunes en el mundo, siendo promovida en parte por bacterias patógenas alojadas en la cavidad dental. Los probióticos pueden reducir la población de bacterias patógenas en la cavidad dental y ayudar a reducir la placa dental mejorando la salud de nuestra dentadura.

 

Infecciones respiratorias

El consumo de probióticos puede ayudar a reducir la incidencia de enfermedades del tracto respiratorio en niños.

 

Son beneficiosos frente a algunos tipos de alergia

Los lactobacilos mejoran los síntomas de algunas alergias y asmas.

 

Reducen la intolerancia a la lactosa

Una gran parte de la población pierde la habilidad de digerir lactosa, la cual es un tipo de azúcar natural encontrada en la leche y otros productos lácteos.

 

Alimentos probióticos

Además del yogurt, existen otros alimentos que contienen probióticos de importancia como el Kéfir, el cual es un producto parecido al yogurt pero que contiene una cantidad mayor de probióticos, además de mejorar la salud de los huesos, aportar vitaminas, minerales y aminoácidos y ser una buena opción para las personas intolerantes a la lactosa.

El chucrut, que además de ser rico en enzimas, en vitaminas A, B1, B2 y C, calcio, hierro, fósforo y magnesio, contiene bacterias buenas que mejoran la digestión y la absorción de nutrientes.

Otro de los alimentos probióticos son los pepinillos los cuales contienen una importante fuente de bacterias beneficiosas para el sistema digestivo. Se recomienda consumirlos con moderación ya que es un alimento altamente acidificante.

Otros alimentos probióticos más son la kombucha, el miso, el tempeh y el kvass.

 

Prebióticos

Los prebióticos son ingredientes, moléculas de gran tamaño, que nuestro organismo no puede digerir. Cuando llegan al colon son fermentados de manera selectiva por la flora intestinal, especialmente por las bacterias que son benéficas para el cuerpo humano.

 

Cuatro de los prebióticos más conocidos son:

– Inulina

– Fructooligosacárido

– Galactooligosacáridos

– Lactulosa

 

Beneficios de los prebióticos

Cuando consumimos prebióticos, estos contribuyen a la mejora de nuestra salud al disminuir el riesgo de adquirir infecciones intestinales, disminuir el estreñimiento y malestar intestinal , regular el funcionamiento del metabolismo hepático de la glucosa, aliviar la flatulencia (disminución de los gases), facilitar la absorción de calcio y otros minerales como el magnesio, hierro y zinc, así como la síntesis de algunas vitaminas del complejo B y de la vitamina K.

 

Características de los prebióticos

– Son de origen vegetal.

– Forman parte de un conjunto heterogéneo de moléculas complejas

– Son la fuente más importante de nutrientes recibidos por la microbiota

– No son digeridos por las enzimas del aparato digestivo

– Causan cambios específicos en la composición de la flora gastrointestinal

– Son selectivamente fermentados por las bacterias del colon

 

Alimentos que contienen prebióticos

Vegetales, cereales, legumbres.

Alcachofas, achicoria y banana, contienen inulina, un prebiótico natural

Trigo, avena y cebada,  contienen inulina

Legumbres, patata y boniato:, contienen rafinosa y estaquiosa

Ajo, cebolla y puerro:, contienen derivados de inulina y fructooligosacáridos

Espárrago, contiene fructooligosacáridos.

 

Simbióticos

Cuando los probióticos y prebióticos se asocian, generan una mezcla que refuerza el crecimiento de bacterias benéficas para el ser humano en su flora intestinal. El alimento simbiótico más importante sigue siendo la leche materna, pero el miso y el tempeh, mencionados anteriormente, son alimentos simbióticos naturales por ser ricos ambos, en probióticos y prebióticos los cuáles son de ayuda para la persona que los consume.

Incluyendo alimentos que contengan probióticos y prebióticos en tu dieta diaria y manteniendo una dieta sana y balanceada, lograrás mejorar el funcionamiento de tu sistema digestivo y mejorarás en general tu estado de salud.

 

En Ori Healthy hemos desarrollado los suplementos simbióticos  ORI Probiotics los cuales ayudan a mejorar el equilibrio que necesitamos en la flora intestinal ya que contiene:

Probióticos

Lactobacillus Acidophilus

Lactobacillus Rhamnosus

Lactobacillus Fermentum

Bifidobacterium Lactis

Bifidobacterium Longum

Bifidobacterium Infantis

 

Prebióticos

Fructooligosacáridos

Probioticós y Prebióticos

Con esta combinación de probióticos y prebióticos podemos comenzar a mejorar el estado de nuestra flora intestinal y prevenir complicaciones futuras o ayudar a disminuir las existentes.

Aliméntate sanamente.

Consulta a tu médico.

Recent Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

E-Commerce powered by UltraCart